Abogados Madrid

Qué hacer, las clases de aceptación de herencia

Con el fallecimiento de un ser querido se comienza un duro momento el arreglar los papeles para que sus seres queridos hereden todo lo que esa persona en vida ha conseguido. El trámite de la herencia surge en un momento muy difícil para las personas que deben acometerlo, por ello recurrir a los profesionales y concretamente a los abogados especialistas en herencias es la mejor forma de sobrellevar todo este trámite. Son muchos los pasos a dar hasta heredar y con la ayuda de un abogado que te asesore en todo el proceso, este será mucho más eficaz en costes y en plazo. Así mismo, en situaciones de problema familiares motivados por el reparto de la herencia, la figura del abogado ayuda a confiar en la resolución objetiva de la herencia a todos los miembros de la familia.

En toda herencia se dan dos figuras fundamentales, el heredero y el legatario. Las cuales tienen responsabilidades bien diferentes dentro de una herencia. El heredero es la persona con un vínculo familiar con el fallecido y que por ley le corresponde una parte de la herencia, tanto de los bienes como de las deudas. El legatario es una persona designada por la persona que realiza el testamento, que puede ser familiar o no del mismo, y a la que se le deja en herencia un bien en concreto y no heredará más que eso, por lo que no heredara deudas del fallecido. No todo el mundo está familiarizado con estos conceptos por lo que se hace necesario contar con el asesoramiento de abogados herencias burgos.

Las herencias son un proceso que se puede dilatar mucho en el tiempo y más aún cuando nos encontramos con una herencia sin testamento. Todas las herencias se pueden resolver pero unas llevan más trámites que otra, lo recomendable es siempre contar con un abogado que os guie en el proceso y así todo será mucho más rápido y se irá sobre seguro. Cuando las herencias son sin testamento obligan a realizar la denominada declaración de herederos, donde por vía notarial o judicial se determina cuales son los herederos legales del fallecido y según su grado de consanguinidad que porcentaje deben heredar.

Pero debes saber que no siempre una herencia es económicamente rentable ya que es necesario pagar el denominado impuesto de sucesiones para heredar y también se heredan tanto bienes como deudas, por lo que quizás debas conocer las diferentes clases de aceptación de herencia.

Qué hacer ante una herencia

aceptación de herenciaLo primero que debemos hacer ante la situación es pedir el certificado de últimas voluntades donde podremos encontrar en que notaria se encuentra el testamento del fallecido. Este certificado se solicita en la oficina de atención al ciudadano más cercana. Una vez tengamos el certificado nos podemos dirigir a dicha notaria a solicitar apertura de testamento.

Las diferentes clases de aceptación de dicha herencia son tres se acepta tal cual, se acepta después de solicitar un inventario de dicha herencia y por último se repudia o rechaza la herencia.

En el primer caso se acepta tal cual la herencia esto quiere decir que el heredero acepta el contenido de esta sea cual sea y con todo lo que conlleve, los bienes y las deudas, y ante estas responderá con sus propio patrimonio personal si así fuera necesario.

En cuanto al segundo caso, cuando no se conoce del todo el contenido que pudiera tener esa herencia, lo que se hace es solicitar inventario de la misma, se denomina aceptación a beneficio de inventario. En este caso se acepta la herencia conociendo en todo caso que conlleva y con la ventaja que no se responderá con los bienes propios del heredero sino que solo se responderá con el contenido de la herencia.

En el tercer caso cuando se sabe que el contenido de la herencia no va a ser favorable se puede renunciar a ella, pero en este caso se renuncia a todo es decir tanto a los bienes como a las deudas, y a la totalidad de la herencia no solo a una parte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.